Protege tu cabello del frio polar

Protege tu cabello del frio polar

Protege tu cabello del frio polar con el mejor plan de cuidado este invierno, tras el paso de la borrasca Filomena lo necesitará. Te explicamos lo más importante y qué productos son mejores para las bajas temperaturas.

Este invierno es duro para el pelo, se enfrenta a una mezcla de nieve, lluvia, aire frío y calefacción. Para que pueda sobrevivir esta batalla entre el frío y el calor, te revelamos cómo cuidarlo y mantenerlo brillante y flexible durante el invierno. ¡Aquí tienes nuestros consejos!

Lava el cabello con un champú más hidratante del que utilizas habitualmente. Si fuera necesario, para mantener la humedad y la hidratación al cabello, puedes aplicar aceite de argán o serum en seco para mantener el pelo en su punto de hidratación, pero sin pasarnos, no nos quede graso por el exceso de producto. Los aceites en invierno le aportarán brillo y frescura, a la vez el cabello se beneficia en hidratación y reparación de las puntas castigadas.

Todas sabemos que en invierno se nos enreda el cabello por las bufandas y jerséis, sobre todo en los cabellos más finos. Para ello, la utilización de productos antifrizz o protectores de calor harán que se nos enrede menos. Utiliza un buen cepillo, sin bolitas, para desenredar el cabello y despacito para que no se nos parta.

Siempre que salgamos a la calle tenemos que secarnos el cabello completamente, sin que quede nada de humedad desde la raíz a las puntas, ya que las bajas temperaturas que ahora tenernos podría partir el cabello al quedarse más frío con la humedad.

Cuando séquenos el cabello no abusar del calor, secar con temperatura media del secador y evitar el máximo posible las planchas, ya que el cambio brusco de temperatura podría dañar la corteza del pelo.

Usa gorros y tapa el cabello lo máximo posible, sobre todo el cuero cabelludo. La nieve hace un reflejo del sol sobre el cuero cabelludo que puede hacer que sufra provocando mucha sequedad.

Además, los cambios de temperatura con las calefacciones del hogar también hacen que nuestro pelo sufra stress y taparlo hace minimizar los efectos del frío polar.

Si tienes las puntas abiertas repáralas. El roce de gorros, bufandas y exposiciones al frio,  pueden hacer que tus puntas necesiten un corte y después hidratar con productos como mascarillas hidratantes y lociones reparadoras.

Corta las puntas regularmente. El mantener el cabello libre de orquestillas y de puntas secas es una clave primordial de mantener un cabello sano y bello. El no cortarlo hace que se quiebre con más facilidad y se caiga con más frecuencia.

Ya sabes protege tu cabello del frio polar, si tienes dudas de cual te cuidados te vendrían mejor ponte en contacto conmigo.

No Comments

Post A Comment